Ley orgánica de los artículos 101 y 102 de la Constitución Federal de 5 de febrero de 1857.

 

El Presidente de la República ha tenido a bien dirigirma el decreto que sigue:

MANUEL GONZÁLEZ. Presidente Constitucional de los Estados Unidos Méxicanos, a sus habitantes sabed:

 

Que el Congreso de los Estados Unidos Mexicanos, decreta:

Capítulo I.

De la naturaleza del amparo y de la competencia de los jueces que conocen de él.

 

Artículo 1. Los tribunales de la Federación resolverán toda controversia que se suscite:

I.- Por leyes o actos de cualquier autoridad que violen las garantías individuales .

II.- Por leyes o actos de la autoridad federal que vulneren o restrinjan la soberanía de los Estados.

III.- Por leyes o actos de las autoridades de estos que invadan la esfera de la autoridad federal.

 

Articulo 2. Todos los juicios de qué habla el artículo anterior, seguirán a petición de parte agraviada, por medio de los procedimientos y de las formas del orden jurídico que determina esta ley .

La sentencia será siempre tal, que sólo se ocupe de individuos particulares, limitándose a protegerlos y ampararlos en el caso especial sobre qué verse el proceso, sin hacer ninguna declaración general respecto de la ley o acto que la motivare.

 

Artículo 3.Es jues de primera instancia el de distrito en la demarcación en que se ejecute o trate de ejecutarse la ley o acto que motiva el recurso de amparo. Si el acto ha comenzado a ejecutarse en un distrito y sigue consumándose en otros, cualquiera de los jueces, á prevención, será competente para conocer el amparo.

 

Articulo 4. En los lugares en que no hay jueces de Distrito, los jueces letrados de los Estados podrán recibir la demanda de amparo, suspender el acto reclamado en los terminos prescritos en esta ley y practicar las demás diligencias urgentes, dando cuentas de ellas inmediatamente al Juez de Distrito respectivo, y pudienda, bajo la dirección de este, continuar e l procedimiento hasta ponerlo en estado de sentencia.

 

Solamente el caso de la fracción I del articulo 12 de esta ley podrán los jueces de paz o los que administre en los lugares en que no residan jueces letrados, recibir la demanda de amparo y ,practicar las demás diligencias de que nos habla este articulo. Los referidos jueces letrados y locales, nunca podrán fallar en definitiva estos negocios.

 

Articulo 5. La falta de Juez de Distrito se cubrirá por el de l a misma clase donde hubiere otro,o por sus respectivos suplenter en el orden numérico  de sus nombramientos, y agotados estos, pasara el negocio al conocimiento del Juez de Distrito más inmediato.

Articulo 6. El amparo procede tambien en caso, contra los Jueces Federales, .y entonces se interpondrá ante el Juez suplente, si se reclamacen los actos del propietario, o ante este o los suplentes por su orden, si la imputación al Magistrado del Circuito. En ningún caso se admitirá este recurso en los juicios de amparo, ni contra los actos de la Suprema Corte, ya sea funcionando el Tribunal Pleno o en salas.

 

CAPITULO II

DE LA DEMANDA DE AMPARO

 

Articulo 7. El individuo que solicite amparo, presentará ante el Juez de Distrito competente un ocurso en que exprese cuál de las tres fracciones del articulo I de esta ley, sirve de fundamento a su queja. Si esta se apoyare en la fracción I, se explicará pormenorizadamente el hecho que la motiva, y se designará la garantía individual que se considere violada.

Si se fundare en la fracción II, se designará la facultad del Estado vulnerada o restringida por la ley o acto de la autoridad federal.

Si la queja se fundare en la fracción III, se especificara la inovasibn que la ley o acto de la autoridad de un Estado, hace en la esfera del poder federal.

 

Artículo 8. En casos urgentes, que no admitan demora, la petición del amparo y de la suspensidn del acto, materia de la queja, puede hacerse el Juez de Distrito, aun por telégrafo, siempre que el acto encuentre algún inconveniente en la justicia local, en virtud del cual esta no pueda comenzar a conocer del recurso, según lo determina el artículo 4, de esta ley. En este caso, bastará referir sustancialmente el hecho y el fundamento de la demanda; sin perjuicio de que después se formen por escrito y en los término que exige el articulo anterior.

 

Artículo 9. Cualquier habitante de la República, por sí o por apoderado legítimo, puede entablar la demanda de amparo.

Cuando haya urgencia pueden entablarla los ascendientes por los descendientes o viceversa; el marido por la mujer y la mujer por el marido; los parientes por consanguinidad hasta el cuarto grado los infantes hasta el segundo grado; los extraños también podrán entablarlas siempre que ofrezcan fianza, a satisfacción del Juez de que el interesado ratificará la demanda inmediatamente que esté en condiciones de poderlo verificar.

 

Artículo 10. No se admitirá nuevo recurso de amparo respecto de un asunto ya fallado, ni aún á pretexto de vicios de inconstituciona- lidad que no se hicieron valer en el primer juicio.

 

CAPÍTULO III

Artículo 11. El Juez puede suspender provisionalmente el acto emanado de la ley o de la autoridad que hubiere sido reclamado. Cuando el quejoso pida esta suspensión el Juez, previo el informe de la autoridad ejecutora que rendiri dentro de veinticiiatro horas, correri traslado sobre este punto al Promotor fiscal, quien tiene obligación de evacuarlo dentro de igual término. En casos urgentísimos, aún sin necesidad de estos trámites, el Juez puede suspender de plano el acto reclamado, siempre que sea procedente la suspensión conforme a esta ley.

 

Artículo 12. Es procedente la suspensión inmediata del acto reclamado en los casos siguientes:

  1. Cuando se trate de ejecucidn que pasa de pena de muerte, destierro o alguna de las expresamente prohibidas de la Constitución Federal.
  2. Cuando por la suspensión perjuicio grave a la sociedad, al Estado o a un tercero, se hace difícil reparación física, legal o moral el daño que se cause al quejoso con la ejecución del acto reclamado.

 

Articulo 13. En caso de duda, el Juez podrá suspender el acto si la suspensión sólo produce perjuicio estimable en dinero y el quejoso da fianza de reparar los daños que se causen por la suspensi6n, cuya fianza se otorgará a satisfacción del Juez y previa audiencia verbal del Fiscal.

 

Articulo 14. Cuando el amparo se pida por violación de la garantía de la libertad personal, el proceso, detenido o arrestado, no quedará en libertad por solo el hecho de suspenderse el acto reclamado; pero así a disposición del Juez federal respectivo, quien tomara todas las providencias necesarias al aseguramiento del quejoso, para prevenir que pueda impedirse la ejecución de la sentencia ejecutora. Concedido al amparo por dicha ejecutoria de la Suprema Corte, el preso, determinado quedara en absoluta libertad; y negado el amparo, sera devuelto a la autoridad cuyo acto se reclamó. En caso de que se trate de individuos pertenecientes al Ejercito Nacional, el auto de suspensión será notificado al jefe ú oficial encargado de ejecutar el acto, y por la vía mis violenta y por conducto del Ministerio de la Guerra, a fin de que éste ordene que el promovente permanezca en el mismo lugar en que pidió amparo, hasta que se pronuncie la sentencia definitiva.

 

Articulo 15. Cuando la suspensión se pida contra el pago de impuestos, multas y otras exacciones de dinero, el Juez podrá concederla; pero decretando el depósito, en la misma oficina recaudadora, de la cantidad que se trate, la cual quedará a disposición, de dicho Juez para devolverla al quejoso o a la autoridad que la haya cobrado, según que se conceda o niegue el amparo en ejecutoria de la Suprema Corte.

 

Articulo 16. Mientras no pronuncie sentencia definitiva, el Juez puede revocar el auto de suspensión que hubiere decretado, y tambien puede pronunciarlo durante el curso del juicio cuando ocurra algún motivo que haga procedente la suspensi6n en los términos de esta ley.

 

Articulo 17. Contra el auto en que se conceda o niegue la suspensión cabe el recurso de revisión ante la Suprema Corte, pudikndose interponerse por el quejoso o Promotor Fiscal, quienes necesariamente deberá hacerlo cuando la suspensión sea notoriamente improcedente, y afecte los intereses de la sociedad. La Corte en vista del ocurso respectivo y con el informe justificado del Juez, resolverá definitivamente y sin ulterior recurso, sobre este punto. Esto no impide que la misma Corte pueda exigir, aún oficio, la responsabilidad en que el Juez, haya incurrido, sujetándolo al Magistrado de Circuito respectivo, según lo determina el articulo 39. El ocurso en que se pida la revisión se elevará a la Corte, por conducto del Juez, quien está obligado a remitirlo con su informe, por el inmediato correo. En casos urgentes. la revisión puede pedirse directamente a la Corte, por la vía más violenta.

 

Articulo 18. Es de la más estrecha responsabilidad del Juez, suspender el acto que es objeto de la queja, cuando la ejecución de este sea irreparable y se consuma de tal modo, que no se puedan despues restituir las cosas al estado que tenían antes de la violación constitucional.

 

Articulo 19. Para llevar a efecto el auto de suspensión, el Juez procederá en los tkrminos ordenados en esta ley para la ejecuci6n de la sentencia.

 

 

CAPÍTULO IV

DE LAS EXCUSAS, RECUSACIONES E IMPEDIMENTOS

 

Artículo 20. En los juicios de amparo no son recusables los Jueces de Distrito, ni los Magistrados de la Suprema Corte; pero se tendrán forzosamente impedidos en los casos siguientes:

  1. Si son parientes y el quejoso y en la línea recta, o en segundo grad o en la colateral, por sanguinidad o afinidad.
  2. Si tiene intereses propios en los negocios.

III.Si han sido abogados o apoderados de alguna de las partes en el mismo negocio.

 

Artículo 21. Ninguna excusa es admisible, que no este fundada en alguna de las causas anteriores.

 

Articulo 22. Propuesta la excusa por el Juez, con su informe justificado o alegado el impedimiento por el quejoso, se pasará el expediente al Juez que deba calificar la causa propuesta. El Promotor fiscal solo puede pedir la inhibición de un Juez por algunos de los motivos que expresa el articulo 20, en los negocios que se interesa directamente la causa pública. La autoridad responsable nunca tiene ese derecho.

 

Articulo 23. El Juez a quien debe pasarse el expediente, recibirán Ias pruebas que las partes le presenten, dentro de un término que no exceda de tres días y sin más trámite declararit impedido ó expedito al Juez de que se trate. De este auto no se concede recurso alguno, y los puede exigirse ante la Sbprema Corte.

Artítculo 24. De las excusas o impedimento de los Jueces de Distrito conocerá el Tribunal de Circuito respectivo. De los Magistrados de la Suprema Corte conocerá el Tribunal de Circuito respectivo. De los Magistrados de la Suprema Corte conocerá el Tribunal acuerdo pleno, no pudiéndose nunca alegar un impedimento contra dos 6 más Magistrados simultáneamente.

 

Artículo 25. Admitido el impedimento de los jueces, el negocio pasará al conocimiento del suplente respectivo, y agotado éstos, al Juez de Distrito más inmediato.

 

Articulo 26. Ni la excusa, ni el impedimento inhabilitan á los Jueces para dictar las providencias urgentísimas sobre suspensión del acto reclamado que no admiten demora.

 

CAPÍTULO V

DE LA SUSTANCIACIóN DEL RECURSO

 

Articulo 27. Resuelto el punto sobre suspensión del acto reclamado, o desde antes, si el acto no lo hubiere promovido, el Juez pedirá informe con justificación, por el término de tres dias, á la autoridad que inmediatamente, ejecutare o tratare de ejecutar el acto reclamado, sobre el ocurso del actor; que se le pasará en copia. Esa autoridad no es parte en estos recursos; pero se le recibirán las pruebas y alegatos que dentro de los términos respectivos quieran presentar para justificar sus procedimientos. Aquel término se ampliará por un dia más por cada diez leguas de camino de ida y vuelta, cuando la autoridad y el Juez no residen en el mismo lugar.

 

Articulo 28. Recibido el informe de la autoridad, se pasarán los autos por tres días al Promotor fiscal para que pida fo que corresponda conforme a derecho. Este empleado será siempre parte en los juicios de amparo.

 

Amparo 29. Cumplidos los trámites anteriores, si el Juez creyere necesario esclarecerse algún punto de hecho, o lo pidiere alguna de las parte se abrirá el negocio a prueba por un término común que no exceda de odio días. Si la prueba hubiere de rendirse en lugar distinto de la residencia del Juez de Distrito, se concederá un día más por cada diez leguas de camino de ida y vuelta.

 

Articulo 30. En el Juez de amparo es admisible toda clase de prueba para demostrar la inconstitucionalidad del acto, objeto del recurso. Toda autoridad o funcionario tiene la obligación de proporcionar, con la oportunidad necesaria, de las partes del juicio, copias certificadas de las constancias que seiialen para presentarlas como pruebas; y cuando se nieguen a cumplir esa obligación, el Juez les impondrá de plano una multa de veinticinco á trescientos pesos, sin perjuicio de la acción penal que podrá intentar la parte interesada contra dicha autoridad ó funcionario. En el caso de que se redarguyan de falsas las copias, el Juez mandará confrontarlas en términos legales.

 

Articulo 31. Las pruebas no se recibirán en secreto; en consecuencia, las partes tendrán derecho para conocer desde luego las escritas y asistir el acto en que los testigos rindan sus declaraciones, haciéndoles las preguntas que estimen conducentes, y oponiéndoles las tachas que procedan conforme a las leyes, sin que para probarlas se concede nuevo término. Ninguna, parte podrá presentar más de cinco testigos sobre el mismo hecho.

 

Articulo 32. Concluido el término de pmeba, se citará á las partes, a instancia de cualquiera de ellas, y se dejarán los autos por seis dias comunes en la Secretaria del Juzgado, a fin de que tomen los apuntes necesarios para formar sus alegatos escritos, que entregarán al juzgado dentro de dicho término.

 

Articulo 33. Transcurrido éste, y sin más trámite, el Juez dentro de oclio días, pronunciara su sentencia definítiva, sólo concediendo el amparo, y sin resolver cuestiones sobre daños o perjuicios ni aún sobre costas; notificada la sentencia a las partes, y sin nueva citación, remitirá los autos a la Suprema Corte para los efectos de esta ley. La sentencia de los Jueces nunca causarían ejecutoria; y no pueden ejecutarse antes de la revisión de la Corte, ni aun cuando haya conformidad entre las partes.

 

Articulo 34. Las sentencias pronunciadas por los jueces, serán en todo caso fundadas en el texto constitucional de cuya aplicación se trate. Para su debida interpretación se entenderá al sentido que le haya dado las ejecutorias de la Suprema Corte y las doctrinas de los autores.

 

CAPÍTULO VI.

 

DEL SOBRESEIMIENTO

Articulo 35. No se prounciará sentencia definitiva por el Juez, sino que se sobreseerá, en cualquier estado de juicio, en los casos siguientes:

  1. Cuando el autor se desista de su queja.
  2. Cuando muere durante el juicio, si la garantía violada afecta sólo á su persona; si trasciende á sus bienes, el representante de sic testamentaria ó intestado puede proseguir el juicio.

III. Cuando la misma autoridad revoca el acto que es materia del recurso y se restituyen con ellos las cosas al estado que guardaban antes de la violación.

  1. Cuando han cesado los actos reclamados.
  2. Cuando se ha consumado de un modo irreparable y es imposible restituir las cosas al estado que tenian antes de la viokción.
  3. Cuando el acto hubiere sido consentido y no versare sobre materia criminal. No habrá lugar a sobreseer, si el tiempo de la ejecución del acto reclamado se protestó contra el o se manifestó inconformidad, siempre que el caso se encuentre comprendido en alguna de las fracciones anteriores, y que el amparo se haya pedido dentro de los seis meses después de la violación constitucional.

Articulo 36. El sobreseimiento no prejuzga la responsabilidad civil o criminal en que haya podido incurrir la autoridad ejecutoria, y quedarán expedidos los derechos de los interesados, para hacerla efectiva ante los Jueces competentes.

 

Articulo 37. El auto de sobreseimiento se notificarii a las partes, y sin otro trámite, se remitirán los autos a la Suprema Corte para su revisión. Cuando al hacer esta crea que el acto de que se trata importa un delito de los que se pueden perseguir de oficio, obrará como lo ordena el articulo 40 de esta ley.

 

CAPÍTULO  VII

DE LAS SENTENCIAS DE LA SUPREMA CORTE

 

Articulo 38. Recibidos los autos de la Suprema Corte, sin nueva sustanciación ni situación, examinará el negocio en acuerdo pleno, en la primera audiencia útil, y pronunciará sus sentencias dentro de quince días, contados desde el de la vista, revocando, confirmando o modificando la del Juez de Distrito. Podrá sin embargo, el Tribunal para mejor proveer, o para suplir las irregularidades que encuentre en el procedimiento, mandar practicar las diligencias que estime necesarias: podrd tambien admitir los alegatos que en tiempo Útil le presenten las partes. Iguales procedimientos se observarán para revisar los autos en que se sobresea conforme a esta ley.

 

Artículo 39. La Suprema Corte extenderá su revisión a todos los procedimientos del inferior, y especialmente al auto en que se haya concedido o negado la suspensión del acto. Cuando antes no se haya hecho a petición de alguna de las partes los terminos ordenados en el articulo 17. Cuando apareciere que el Juez no se ha sujetado en sus resoluciones a esta ley, sin prejuzgar la responsabilidad en que pueda haber incurrido, la corte, en su misma sentencia dispondrá el Triibunal del Circuito correspondiente forme causas al Juez de Distrito lxara que sea Juzgado conforme a las leyes.

 

Articulo 40. Siempre que al revisar las sentencias de amparo aparezca de autos que la violación de garantías de que se trata, está castigada por la ley penal, como delito que pueda perseguirse de oficio, consignará la Corte a la autoridad responsable, al Juez federal ó local que debe juzgar de ese delito, para que proceda a las leyes.

 

Artículo 41. Las sentencias de la Suprema Corte deben ser fundadas exponiendo las razones que considere bastantes el Tribunal para fundar la interpretaaón que hace de los textos de la Constitución y re- solviendo, con la aplicación de estos, las cuestiones constitucionales que se traten en el juicio. Cuando esas sentencias no se voten por unanimidad, la minoría manifestará también por escrito los motivos de su disensión.

 

Artículo 42. La Suprema Corte y los Jiizgados de Distrito, en sus sentencias pueden suplir el error o la ignorancia de la parte agraviada, otorgando el amparo por la garantía cuya violación aparezca comprobada en auto, aunque no se haya mencionado en la demanda.

 

Artículo 43. Siempre que se niegue el amparo al sentenciar uno de estos recursos, por falta de motivo para pedirlo, tanto los Jueces como la Suprema Corte, en su caso, concederán al quejoso a una multa que no baje de diez ni exceda de quinientos pesos. Sólo la insolvencia puede eximir de esta pena.

 

Atrículo 44. Contra las sentencias y resoluciones de la Suprema Corte en los juicios de amparo, no cabe recurso alguno, y no pueden cambiarse o modificarse ni aun por la misma Corte despues que la haya votado en la audiencia respectiva, quedando derogado en este punto el articulo 10, capítulo 2 de Reglamento de 29 de julio de 1862.

 

Artículo 45. El efecto de una sentencia que concede amparo, es que restituyan las cosas al estado que guardaban antes de violarse la Constitución.

 

Artículo 46. Las sentencias de amparo solo favorecen á los que hayan litigado. En consecuencia, no podrán alegrarse por otros como ejecutorias para dejar de cumplir las leyes o providencias que las motivare.

 

Articulo 47. Las sentencias de los jueces de Distrito, las ejecutorias de la Suprema Corte y los votos de la memoria de que habla el articulo 41, se publicarán en el periódico Oficial del Poder Judicial Federal.

 

Los Tribunales, para fijar el derecho público, tendrán como regla suprema de conducta la Constitución Federal, las ejecutorias que la interpreten, las leyes emanadas de ella y los tratados de la República con las naciones extranjeras.

 

CAPÍTULO VIII

 

DE LA EJECUCION DE LAS SENTENCIAS

 

Articulo 48. Pronunciada la ejecutoria por la Suprema Corte, se devolverán los autos al Juez de Distrito, con testimonio de ella, para que cuide de sus ejecuciones, y cuando dicha ejecutoria se refiera a individuos pertenecientes al Ejército Nacional, por violación de la garantía de la libertad personal, la misma Corte, al devolver los autos al Juez, mandará copia de su sentencia, por conducto de la Secretaria de Justicia, a la Secretaria de Guerra, a fin de que esta, por la via más violenta, remueva todos los inconvenientes que la disciplina militar pudiera oponer á su inmediato cumplimiento.

 

Articulo 49. El Juez de Distrito hará saber sin demora la sentencia a las partes y a la autoridad encargada inmediatamente de ejecutar el acto que se hubiere reclamado; y sin antes de veinticuatro horas. esta autoridad no procede como es debido, en vista de la sentencia, ocurrirá a su superior inmediato requeriendolo en nombre de La Unión, para que haga cumplir la sentencia de la Corte.

 

Articulo 50. Cuando a pesar de ese requerimiento no se obedeciere la ejecutoria, y dentro de seis días no estuviere cumplidas, si el caso lo permite, ó en vía de ejecución, en la hipótesis contraria, el Juez pedirá por conducto del Ministerio de Justicia, el auxilio de la fuerza pública, si con ella se puede vencer la resistencia que se oponga á Ilevar a debido efecto la ejecutoria. El Poder Ejecutivo federal, por si y por medio de los jefes militares, cumplirá con la obligación que se impone la fracción XIII del articulo 85 de la Constitución y estos jefes darán auxilio a la justicia en los terminos que lo disponen la ordenanza del ejercito y las leyes, bajo las penas que éstas señalan.

 

Articulo 51. En los casos de resistencia a que se refiere los dos artículos anteriores el Juez de Distrito, siempre que se haya consumado de un modo irremediable el acto reclamado, procesará a la autoridad encargada inmediatamente de su ejecución; y si esta autoridad goza de la inmunidad que conceda la Constitución a las altos funcionarios de la Federación y de los Estados, dará cuenta al Congreso federal o a la Legislatura respectiva, para que procedan a sus atribuciones.

 

Articulo 52. Si el quejoso, el Promotor fiscal o la autoridad ejecutoria creyesen que el Juez de Distrito por exceso o por defecto, no cumple con la ejecutoria de la Corte podrán ocurrir en queja ante este Tribiinal, pidiéndole que revise los actos del inferior. Con el informe justificado que éste rinda la Corte confirmará o revocará la providencia de que se trate, cuidando siempre de no alterar los términos de la ejecutoria. El curso de los interesados y el informe del Juez se remitirán a la Corte de la manera que ordena el artículo 17.

 

CAPÍTULO IX

DISPOSICIONES GENERALES

Articulo 53. Los juicios de amparo no pueden seguirse de oficio, sino solo a instancia de la parte agraviada.

 

Articulo 54. Los términos que establece esta ley son perentorios. Cada una de las partes, a su vencimiento, tiene el derecho de acusar rebeldía a su contraria para que el juicio continúe sus trámites. El Promotor fiscal cuidará, bajo sus más estrechas responsabilidades, de que ningún juicio de amparo quede paralizado, para cuyo efecto acusará las rebeldías que correspondan, pidiendo el sobreseimiento en los casos en que proceda.

 

Artículo 55. Si el quejoso deserta del juicio sin desistimiento expreso, el Juez continuará sus procedimientos, entendiéndose las diligencias ron los estrados del Tribunal, hasta pronunciar sentencia definitiva, auto de sobreseimiento, según proceda de derecho.

 

Articulo 56. Los Jueces en ningún caso pueden prorrogar los terminos establecidos en esta ley, y serán responsables por su demora en el despacho de estos negocios.

 

Articulo 57. En los negocios Judiciales, civiles será improcedente el recurso de amparo, si se impusiere después de cuarenta días contados desde que cause ejecutorias, la sentencia que se diga haber vulnerado alguna garantía constitucional. Los ausentes del lugar en que se haya pronunciado la ejecutoria, pero no de la República tendrán noventa días, y ciento ochenta los ausentes de la República.

 

Artículo 58. Los Jueces de Distrito emitirán semanariamente a la Secretaría de Acuerdos de la Suprema Corte, una noticia circunstanciada de todos los Juicios de amparo que durante la semana se haya promovido ante ellos. La Corte, con viata de estos datos, exigirá la responabilidad en que puedan incurrir los Jueces y Promotores por demoras eii el despacho.

 

Articulo 59. En estos juicios, los notoriamente pobres podrán usar de papel común para sus ocursos y actuaciones. La insolvencia se comprobará ante los mismos Jueces, después de que este resultó el incidente sobre suspensión del acto reclamado.

 

Articulo 60. A ningún individuo, que no sea declarado insolvente, se le admitirá escrito sin la estampilla respectiva, con excepción de los exritos que tienen por objeto la suspensión del acto reclamado en el articulo anterior. Si el quejoso no administrare estampillas o desertare en juicio y hubiere de continuar este de conformidad con el artículo 55 de esta ley, el Juez proseguirá sus actuaciones usando de papel común con el sello del Juzgado, sin perjuicio de exigir después que la sentencia se pronuncie, la reposición de estampillas, a quien corresponda.

 

Articulo 61. Los autos interlocutorios pronunciados por los Jueces en

estos juicios, no admiten más recursos que los que esta ley expresamente concede y de responsabilidad.

 

Articulo 62. En los juicios de amparo no son admisibles articiilos de especial pronunciamiento, sino que se seguiren y fallarán juntamente con el negocio principal.

 

CAPlTULO X

DE LA RESPONSABILIDAD EN LOS JUICIOS DE AMPARO

 

Articulo 63. Los Jueces y Magistrados son responsables por los delitos que cometan, conociendo del juicio de amparo, en los términos que fija esta ley.

 

Artículo 64. Son causas de responsabilidad especial en esos juicios:

  1. El decretar o no la suspensión del acto reclamado. contra las prescripciones de esta ley.
  2. El no dar curso a la petición con el respectivo informe según los articulas 17 y 52 de esta ley.

III. El conceder o negar el amparo contra derecho.

  1. El decretar o no el sobreseimiento con infracción de las reglas legales.
  2. El no ejcutar la sentencia de la Suprema Corte en los plazos que amplie o restrinja sus etectos.
  3. El prorrogar los terminos legales, violar los procedimientos del juicio y conducirse con morosidad en su sustanciación.

 

Articulo 65. El Juez que no suspenda el acto reclamado en los casos de condenación a muerte, será destinado de su empleo y castigado con la pena de uno a seis años de prisión. En otros casos en que la, suspensión proceda y no se decrete, el Juez, si obró dolosamente, será destinado de su empleo y sufrirá la pena de prisión, de seis meses á tres años: si la suspensión no se hizo solo por falta de instrucción o por descuido, el Juez quedará suspenso de su empleo por un año.

 

Articulo 66. El Juez que suspenda el acto reclamado en casos indebidos,  si procede con dolo, será destituido de su empleo y castigado con la pena de prisión, de seis meses á tres años; y si ha obrado únicamente por ignorancia o descuido, quedará suspenso de su einpleo por, un año.

 

Artículo 67. En los casos dudosos de que habla el artículo 13 y respecto de los que se hubiere fijado la jurisprudencia constitucional, los Jueces no sufrirán pena alguna por suspender ó no el acto reclamado, pero quedan obligados a indemnizar los perjuicios que liubieren ocasionado, debiendo tener lugar esta indemnización, en los casos á quien se refieren los dos articulos anteriores.

 

Articiilo 68. El Juez que encarcele a un preso, y no lo devuelva a la autoridad á cuya disposición estaba, en los casos de que habla el articulo 14, será destituido en su empleo. Si de las constancias del proceso, aparece que se cometió el delito de evasidn de presos, peculado o algún otro penado por las leyes, sufrirá además las penas que para ellos designa el Código Penal.

 

ARIculo 69. El Juez que no de curso á la petición de que hablan los artículos 17 y 52, remitiendo tambien el informe que debe reunir, quedará suspenso de su empleo por seis meses.

 

Articulo 70. La concesión o denegación del amparo contra texto expreso de la Constitución o contra su interpretación, fijada por la Suprema Corte, por lo menos en cinco ejedutorias uniformes, se castigará con la pérdida de empleo, y con prisión de seis meses á tres años, si el Juez ha obrado dolosamente: y si sólo ha procedido por falta de instruccion ó descuido, quedará suspenso de sus funciones por un año.

 

Articulo 71. El Juez que pronuncie una sentencia definitiva sobre l o principal, en juicios en que deben sobreseer, o que sobresea en los que deben fallar, será suspendido de su empleo, de uno á seis meses.

 

Articulo 72. La inejecución de las sentencias de la Corte, se castigará con la suspensión de empleo del Juez, de uno á seis meses, quedando además este obligado a pagar á las partes el perjuicio que les haya causado, conservando estas su derecho para hacer que la sentencia se ejecute.

 

Articulo 73.El que prorrogue los plazos de esta ley o no los observe en la suspensión de los juicios, pagará una multa de veinticinco á trescientos pesos.

 

Artfculo 74. El Promotor fiscal que no cumpla con los deberes que le imponen los artículos 17 y 58 de esta ley, quedará suspenso en su empleo, de uno a seis meses.

 

Articulo 75. La suspensión de empleo de que hablan los artículos anteriores, comprende la privación de sueldo por el tiempo respectivo.

 

Articulo 76. La reincidencia en el delito a que se impone la suspensión de empleo, será castigada con la pérdida de éste.

 

Articulo 77.Los Magistrados de la Suprema Corte no son enjuiciables por Tribunal alguno, por sus opiniones y votos respecto de la interpretación que hagan de los articulos constitucionales, si no es en el caso de que esos votos hayan sido determinados por cohechos, sobornos ú otro motivo criminal castigado en el Código.

 

Articulo 78.Los Tribunales de Circuito juzgarán en primera instancia á los Jueces de Distrito, por las responsabilidades en que incurran en los juicios de amparo, quedando reservadas las otras instancias á las Salas de la Corte, según las leyes. Pero esos Tribunales no pueden abrir causa á ningún Juez, sino despues de la Corte haya hecho la consignación de que habla el articulo 40.

Las acusaciones que se hagan contra los Jueces por esta clase de responsabilidades, se presentarán ante la Corte para lo efectos de este articulo.

 

Articulo 79. Luego que el Tribunal de Circuito pronuncie el auto de que haya lugar á proceder contra el Juez consignado, quedará éste suspenso de un empleo. En casos graves, la Corte puede decretar la suspensión provisional, para que la alce o confirme el Magistrado de Circuito, según los meritos de la causa.

 

Articulo 80. La Corte no consignará a los Jueces de Distrito al Tribunal que debe juzgarlos, por simples errores de opini6n; como tales se tendrán las equivocaciones en que incurran los Jueces en casos dudosos y difíciles, no definidos por la interpretación judicial o por la doctrina de los autores.

 

Articulo 81. Si al revisar la Corte los juicios de amparo, viere que los Jueces Iian cometido faltas ligeras en el Procedimiento, impondrá á los responsables, en la misma sentencia. las penas disciplinarias que crea justas, conforme al derecho común.

 

Articulo 82. Los Magistrados de la Suprema Corte, en los casos en que son enjuiciables, serán juzgados por el Gran Jurado, en los términos que lo prescriben los artículos 103, 104 y 105. formados de la Constitución.

 

Artículo 83. La responsabilidad en el orden civil o criminal á que del lugar la ley o acto reclamado. se sustanciará y fallará en el juicio correspondiente y con arreglo A las leyes vigentes.

 

Antonio Carvajal.

Una rúbrica. Diputado presidente. Juan Crisóstomo Bonilla. Una rúbrica. Senador Presidente. Antonio Z. Balandramo. Una rúbrica. Diputado Secretario. Francisco Cañedo. Una rúbrica. Senador Secretario.

 

«Por tanto, mando se imprima, piiblique, circiile y se le de el debido cumplimiento.”

 

Dado en el Palacio Nacional de México, a 14 de diciembre de 1882. Manuel González. Al C. Lic. Joaquín Baranda, Secretario del Estado y del despacho de Justicia é instrucción Pública. Presente.

 

Comunico á ud. para su inteligencia y fines consiguientes.

Libertad y Constitución. México, diciembre 14 de 1882. Baranda. Al Gobernador del Estado de Puebla».

Por tanto mando se publique y circule para sus efectos. Palacio del Poder Ejecutivo del Estado. Puebla de Zaragoza, enero 25 de 1883.

  1. N. Méndez

Lic. Juan B. Carrasco. Secretario de Justicia y Policía,